Bienvenidos a Quéjate!

Quéjate te da la oportunidad de denunciar todo aquello que te molesta, que no aguantas, que no soportas y que si no lo dices...explotas! Este blog se ha creado con la intención de servir como plataforma para que todos los ciudadanos murcianos puedan expresarse libremente y sean escuchados.

Asimismo, presentamos diversas maneras de publicar tus quejas. Si eres de los que te asustan las cámaras o prefieres mantenerte al margen, ¡tranquilo! porque tu queja será redactada sin nombrarte, pero si por el contrario eres de los atrevidos, podrás elegir entre vídeo y audio para expresarte. Además, si lo prefieres podemos publicar junto a la queja tu fotografía.

Con todo, esperamos que no dudéis en compartir con nosotros todo los que os inquieta y no os deja dormir por las noches. www.achoquejate@gmail.com

¡Os esperamos!

24 may. 2009

Lo bonito es lo bueno

Ayer, en una dilatada conversación de madrugada con unos amigos y en compañía de unas litronas, salió el tema de que “lo bonito es lo bueno”. Nos hemos criado en una sociedad que ha alimentado nuestra alma con valores superficiales. En la peli de turno, la buena siempre es guapa, incluso la mala, y también la que no es buena ni mala...
La propia idea de belleza tiene que ver con el instinto biológico de adaptación al medio y con la subjetividad humana; es algo sublime y abstracto a lo que, como mucho, te puedes acercar. Ya lo decía el teórico Joseph Squicciarino: “si en vez de vivir la moda la padece, el hombre corre el peligro de perderse a sí mismo, de alienarse, de transformarse en un maniquí inanimado de mirada ausente.”

La historia es testigo de cómo el ser humano ha utilizado las fórmulas más extrañas para acercarse al ideal estético de cada época, hay quienes piensan que esto es solo y exclusivamente por el sexo. El objetivo biológico es la reproducción, no la diversión. Y para que nuestros genes se posterguen con seguridad, hemos de encontrar un amante que nos lo garantice.

Físicamente, el envoltorio es la representación de lo que contiene. Volvemos a “lo bonito es lo bueno”, una trampa biológica que hay que intentar evitar, pues el ser humano tiene otros motivos que lo hacen de interés.

23 may. 2009

Días reglosos

Días reglosos, ese es el término que utilizo siempre para referirme a esos días en los que sin motivo aparente me encuentro decaído. Son días para encerrarse uno en su cuarto leyendo o viendo pelis, y no salir, porque no apetece o porque apetece demasiado como satisfacer ese ansia. A veces es mejor desconectar del mundo y recluirse en la burbuja de acero que llaman soledad.

Hace meses leía que la felicidad es sólo un estado de ánimo pasajero; que el cerebro, como estrategia de defensa, resignaba al señorito feliz a su punto de partida para que no se pierda en sus nubes de caramelo y fuese consciente de la realidad. En el fondo es una lucha subconsciente por el equilibrio. Con la desdicha pasa lo mismo, que se desvanece con el tiempo para que el señorito infeliz no desarticule sus funciones vitales.

Los días reglosos también tienen su puntillo, pues aunque no dejan pensar con claridad, normalmente vienen sucedidos por grandes replanteamientos existenciales, y también motivan para esclarecer aspectos ocultos de la personalidad.

A mí, no entiendo bien por qué, suelen venirme con los días nublados. Es algo implacable: nubes… día regloso. Pero bueno, con el tiempo uno aprende fórmulas secretas para guarecerse: chocolate y algo de cariño, la putada es cuando falta lo segundo.

26 abr. 2009

¡Sin fechas de exámenes!

"Esto es indignante, aún no están puestas las fechas de los exámenes de Junio", exclama enfadada una alumna de la UCAM al no saber nada de cuando tiene los exámenes finales a falta de casi un mes. Y es que en ningún alumno de la Universidad San Antonio desconoce las fechas de los exámenes de junio. No aparecen aún en la página web de la universidad. 

En otras universidades, como en la pública de Murcia salen ya desde el inicio del curso todas las fechas, tanto de febrero, junio como de septiembre. Los alumnos de la UCAM se quejan porque el periodo de exámenes empieza el 3 de junio y no saben cuando los tienen y menos aún cuando acaban. "Esto está muy mal porque así no te puedes organizar bien", piensa Pedro, un alumno de la universidad. "Deberían estar puestas desde el comienzo del curso", es lo que piensa Ana. Y muchos quieren saber cuando terminan para poder hacer viajes o simplemente para irse a la playa antes. 



Papeleras para reciclar

María Pulido, una estudiante de la UCAM no entiende como en la universidad no hay papeleras de reciclaje. "A lo largo del día en la universidad se tiran muchísimas botellas de agua y papel, y en cambio, no hay papeleras adecuadas para su reciclaje, y pienso que sería genial para concienciar a los estudiantes, y como no, para el medio ambiente", afirma María.

Además, María se queja del estado en el que queda el aparcamiento de la universidad cuando los estudiantes celebran el día de su facultad. "Da pena como lo dejan todo, deberían obligar a recogerlo todo", comenta María.



8 abr. 2009

Código pin para mear

Hace tiempo leí que el McDonad´s es de los poquitos negocios que se ha beneficiado con la crisis, que sus ingresos han crecido me parece que un 20%, una barbaridad… Pues el otro día fui a comer con mis padres a este conocido restaurante. Nosotros lo visitamos con frecuencia, es barato y la comida no está mala, pero a mí me decepcionaron.

Mi padre estaba pidiendo y mi madre y yo habíamos pillado un sitio. En esto que me da la gana de mear y voy al baño. He estado en varias ocasiones en ese establecimiento, pero era la primera vez que me topaba con lo que parecía un “sistema de seguridad para mear”.

Intenté abrir la puerta desatendiendo el cartelito que me informaba de la nueva situación. “Me cago en la puta. Un código pin para mear”, pensé maldiciendo al ingenioso inventor de esta idea. A la derecha había una especie de telefonillo y yo empecé a probar combinaciones que se me ocurrían, pero nada…

Al final mi padre pidió y en el ticket venía el código ultrasecreto. Al fín pude entrar, pero no me hizo gracia que me tuviesen aguantándome un rato porque sí. Lo peor es que no es la primera vez que veo este curioso invento, también en una cafetería de Madrid me topé con él. Yo entiendo que no quieran que eso se convierta en un baño público y que todo el mundo vaya ahí a mear, pero joder… me parece excesivo ponerle un código pin ¿Y si alguien se ve en una urgencia y no sabe dónde están “los baños de acceso libre”?

Yo creo que las necesidades vitales del ser humano deberían de ser siempre de “acceso libre”.

6 abr. 2009

El nuevo spot de carrefour

No veo mucho la tele, pero el otro día echaron la peli de Espartaco y se me antojó verla. Normalmente, cuando llega la publicidad, crece dentro de nosotros un impulso incontrolable de cambiar de canal o de ir a mear, pero a mí me mola ver anuncios. Puedo pegarme un día entero viendo anuncios; es más, huyo de los programas para estar continuamente saltando de canal en canal en busca de la publicidad. Sí, soy un tipo raro, pero más raro es el niño cabrón que apareció en uno de los cortes publicitarios de Espartaco en un spot de carrefour, que últimamente llevan una campaña tan rara como creativa.

Este niño, un piojo que no tendrá más de 12 años, que aparece con el pelo largo, los tirantes de Mikey Mouse y un yogurt “marca carrefour” en la mano, tiene la indecencia de pronunciar con su voz aflautada “sí, sí… entendemos la situación económica, pero no nos importa”. ¿¿Qué cojones es esto?? ¿De qué van los de carrefour? Yo me imagino que lo harían pensando en el siguiente enunciado: “somos niños y no nos importa la situación económica porque nuestros papás compran en carrefour, y allí es tan barato que podemos estar mamando esta leche fermentada con bacterias hasta que nos de una sobredosis de lactosa”. Pero no, eso no se dice en el anunciado; únicamente se dice que al niño se la suda la crisis, y lo peor es que habla en plural.

Pues bien, yo te digo una cosa, nene, espero que la situación económica se solucione pronto y que no te pille en la edad de trabajar, porque entonces sí que vas a chupar lácteos.

5 abr. 2009

Conferencia homófoba por parte de una profesora de la UCAM

Entre el 30 de marzo y el 2 de abril tuvo lugar en la Universidad de Alicante el “V Curso de Ciencia y Sociedad”, organizado por la Oficina Verde de la universidad, donde se consiguió un aforo completo (900 personas) en el paraninfo de dicha institución. En este curso, el martes 31 de marzo de 10 a 11 de la mañana, la profesora titular de bioética en la UCAM, Gloria María Tomás y Garrido, impartió la conferencia “La persona humana en cuanto cuerposexuado”. Hasta ahí todo bien, el problema vino cuando esta mujer comenzó a soltar disparates como que “los gays son enfermos y se hacen por no ligar”.

Marisol Moreno M., estudiante y coordinadora LGTBQ (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, queer) fue la primera en recoger en su blog esta información. La bloguera asegura que de entre las delicias que salen por la boca de Gloria tenemos frases míticas como: “La homosexualidad es una enfermedad” o “Hacen tonterías como masturbarse” "La homosexualidad se puede producir porque te quiten la merienda", y muestra un video donde se corroboran las gilipolleces homofóbicas que soltó esta profesora, que también ha sido criticada por algunos alumnos de la UCAM por un libro que escribió en 2001: Manual de bioética, donde los alumnos aseguran que “proliferan datos semejantes a los de la conferencia”.

El coordinador de Universitari@s Progresistas, Ángel Manuel Amaro Quintas, reaccionó con un comunicado donde argumentaba que la homosexualidad como enfermedad mental fue desclasificada como tal por la Asociación Norteamericana de Psiquiatría en 1973, estableciéndose un consenso unánime en organismos como la Organización Mundial de la Salud, la ONU, asociaciones de psiquiatría, etc.

Amaro Quintas asegura que “en un estado de derecho como el español, en dónde el Código Penal garantiza la no discriminación por la orientación sexual y leyes como la del matrimonio e identidad de género que suponen un avance legal para la comunidad LGTB, no se puede consentir bajo ningún concepto actos homófobos que fomenten y legitimen agresiones, discriminaciones y patologizaciones de los gays, lesbianas, transexuales y bisexuales”.

Marisol Moreno critica que “lo peor de todo es que los alumnos no se sublevan ante estas afirmaciones tan fascistas y homófobas que rebajan hasta el titulo de enfermos sin dignidad a muchos y muchas de las presentes en la sala, de eso estoy segura”, y que no contenta con las lindezas e incoherencias recitadas, Gloria María Tomás se ofrece gentilmente a ayudar a paliar “el dolor y la vergüenza que conlleva ser homosexual”, cosa que según esta Doctora, no es digno del ser humano.

“Cualquier manifestación y difusión, en este caso en el ámbito académico, de teorías homófobas que ataquen los derechos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, debe ser tachada y condenada por las instituciones académicas, ya que no vale escudarse en la libertad de expresión para promover conductas homófobas y patologizantes de la diversidad sexual”, dice Almaro Quintanas.

Yo soy estudiante de la UCAM, una universidad que es muy criticada, pero que siempre he defendido amparándome en la calidad de su enseñanza, del material, del trato personalizado de los profesores y de un largo etcétera. Aunque acciones como la protagonizada por Gloria María Tomás y Garrido me obligan a replantearme si realmente es el nombre de esta universidad el que quiero que aparezca en mi currículum. El motivo es simple: no quiero que se me identifique con este tipo de pensamientos y valores que pregonan personas que puedan considerarse prescriptores o referentes de la institución. NO QUIERO. Y me hacen sentir un hipócrita por permanecer en la universidad aun pensando distinto, pero las únicas opciones que tengo es joderme o cambiarme a otro sitio, y renunciar a todo el dinero que les ha costado a mis padres la matrícula. No es por el dinero sino por el esfuerzo que cuesta ganarlo; cambiándome ahora, estaría despreciando el sudor de la frente de mis padres, y eso nunca.